martes, 20 de agosto de 2013

LA RACIONALIZACIÓN DE LA INVERSIÓN PÚBLICA

Los proyectos de inversión pública, buscan en primer lugar satisfacer necesidades de las comunidades,
pero simultáneamente cumplen el objetivo de contribuir a hacer mas racional el uso de los recursos
públicos.
El bienestar de la población depende de la cantidad y calidad de los bienes y servicios disponibles, sin
embargo los recursos públicos son limitados y no es posible atender toda la demanda que se suscita al
interior de un Gobierno Municipal o una Región, por lo cual debe pretenderse efectuar una asignación
eficiente de los recursos.
Se avanzará hacia et objetivo de una racionalización de la inversión pública, en la medida en que el
presupuesto público se destine en mayor proporción a inversión y en menor proporción a gastos de
funcionamiento del Estado. 
Los proyectos de inversión pública se convierten en un instrumento de
gran potencial para este propósito.
Cuando la asignación de los recursos para un proyecto se hace sobre el criterio de maximizar beneficios
sobre los costos; o de lograr determinados niveles de beneficio social con costo mínimo; ello significa
que se está procurando la aplicación eficiente de los recursos destinados a ese proyecto. Por lo tanto,
si la asignación de los recursos públicos del país se hace en base a proyectos, con el criterio generalizado
de priorizar los que garanticen el mayor rendimiento de beneficios por cada boliviano de presupuesto
de inversión que se asigne, el resultado deberá según incremento en la eficiencia global de los recursos
gubernamentales.
Normalmente se presenta una relación positiva entre inversión y crecimiento económico: a mayor
inversión, mayor crecimiento; esta relación debe darse también con la inversión pública: la rentabilidad
de las inversiones impulsa en mayor medida el crecimiento por lo que debe ser un elemento que
forme parte de los modelos de desarrollo que se diseñen.
Por consiguiente, si los proyectos se convienen en un atedio expedito para viabilizar la inversión
pública y si además ésta se canaliza a través de los proyectos económicamente mas eficientes, de éste
proceso deberá esperarse una contribución positiva ai crecimiento global. 
Lo anterior refuerza la importancia de establecer y mantener un "Sistema de Inversión Pública" que
coordine la acción de las distintas instituciones, que induzca el cambio de los criterios en la asignación
de recursos y permita, ante limitaciones de financiamiento. priori zar los proyectos que muestren una
mayor rentabilidad socioeconómica.
De ahí la importancia de racionalizar los presupuestos de inversión pública, incorporando las técnicas
de evaluación de proyectos a los procesos de formulación del presupuesto. Debe dejarse de lado la
modalidad tradicional de asignación de recursos institucionales con base en partidas presupuestarias
globales, indefinidas o para programas abiertos; en contraposición los presupuestos deberían elaborarse
en base a solicitudes de inversión apoyadas en proyectos cada vez mejor identificados, formulados y
evaluados.
En este proceso es importante que los proyectos se realicen de manera completa, como requisito para
su contribución efectiva al crecimiento económico y al bienestar social: Inversión iniciada que se
concluya: instalación concluida que se opere: operación iniciada que garantice su funcionamiento,
mantenimiento y reposición en el tiempo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario